¿En qué consiste?

Su médico podría diagnosticar la infección por VPH al observar sus verrugas.

Si las verrugas genitales no son visibles, necesitará una o más de las siguientes pruebas:

  • Prueba de solución de vinagre (ácido acético). Una solución de vinagre aplicada a las áreas genitales infectadas con VPH las vuelve blancas. Esto puede ayudar a identificar lesiones planas difíciles de ver.
  • Prueba de Papanicolaou. Su médico recolecta una muestra de células de su cuello uterino o vagina para enviarlas a un análisis de laboratorio. Las pruebas de Papanicolaou pueden revelar anormalidades que pueden conducir al cáncer.
  • Prueba de ADN. Esta prueba, realizada en células de su cuello uterino, puede reconocer el ADN de las variedades de VPH de alto riesgo que se han relacionado con los cánceres genitales. Se recomienda para mujeres de 30 años o más, además de la prueba de Papanicolaou.
¡Estoy a tus órdenes!

Agenda tu cita hoy

Marca al teléfono o envíame un WhatsApp. Estaré encantado de resolver tus dudas en caso de que necesites más información o un tratamiento.